Facebook Twitter Youtube Google+ Google+

Diego Arroyo, de 'Veintiuno': "Nuestros conciertos se llenan gracias a Internet y las redes sociales"

Diego Arroyo es miembro del grupo de música Veintiuno, que vienen pisando fuerte en el panorama indie-rock español y que presenta su single ‘Llama y Gasolina’, de su primer álbum ‘Nada Parecido’.

Diego Arroyo 2

¿Qué simboliza para ti y para el resto de los integrantes de Veintiuno el número que da nombre a vuestro grupo?

El nombre lo elegimos jugando con el significado de una película llamada ’21 gramos’ y con lo esotérico de que el alma pesa justo esa cantidad. Ese concepto como idea nos gustó, y lo escogimos para el nombre del grupo.

¿Cómo fueron los inicios del grupo?

El grupo comenzó en 2011, cuando sacamos una primera maqueta intentando tocarla en cualquier sitio. Sobretodo desde 2012/2013, a partir de la publicación del segundo EP, ‘Sublime’, con el que hemos hecho 35 fechas y con el que abrimos para Miss Cafeína en el Granada Sound, fue cuando se nos abrió la oportunidad de acceder al Arenal Sound 2015. Y este último año ha habido semanas en las que hemos tenido trabajo de lunes a viernes, dejando los fines de semana para dar conciertos.

¿Cómo dísteis los primeros pasos como grupo?

Sobre todo intentando salir de Toledo, que aún siendo una ciudad pequeña en la que es fácil tener un mínimo circuito donde moverse, al estar tan cerca de Madrid hemos aprovechado la oportunidad para movernos desde el minuto uno aquí. Creo que todas las salas de pequeño aforo las hemos pisado, desde la Moby Dick hasta Siroco, para ir haciendo contactos, nombre y público.

Vuestro trabajo comenzó siendo una autofinanciación pura y dura, tanto a nivel de producción como de difusión, marketing en redes sociales… luego conseguisteis recaudar con una campaña de crowfunding gracias a los fans, ¿cómo fue esta experiencia?

Fue muy bonita. De hecho seguimos autofinanciándonos, lo bueno es que estas 120 personas que han metido dinero han sido un enorme apoyo, que ha venido de ciudades donde incluso ni siquiera hemos tocado. También ha intervenido gente conocida, familiares, amigos… y realmente la recaudación que esperábamos hacer consistía en poder financiar la mitad de la producción que teníamos pensado gastar, y la sorpresa llegó cuando en 24 horas se cubrió el cien por cien. Y en 40 días llegamos a la recaudación, aunque odio esa palabra, de cuatro mil euros. Esto ha permitido que vaya todo mucho más fluido.

Ahora habéis podido sacar vuestro primer disco ‘Nada Parecido’, producido por Jimmy Summers y Guille Quero de Amaral. ¿Cómo conseguisteis que estos dos músicos apostaran por vosotros?

Guille hizo el mixing, es un crack, venía de trabajar con Amaral, como has dicho. Y a Jimmy accedimos gracias a nuestro manager, porque él había producido el disco de Pol, que aunque aparentemente no tiene que ver con nuestra música, nos interesamos en su profesionalidad. Yo soy muy receloso de trabajar con alguien nuevo, pero hablando con Jimmy por teléfono tuvimos mucha química. De hecho, hablamos de música de hace 40 años y nos entendimos respecto a donde queríamos llevar nuestros proyectos. Esto lo hizo muy fácil.

Sigue leyendo la entrevista completa en Cáscara amarga